Quinta Quietud, vino de toro | HISTORIA
1194
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-1194,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-3.7,select-theme-ver-3.7,menu-animation-underline-bottom,fs-menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

HISTORIA

Aunque la finca dio sus primeros vinos allá por el año 1999, fueron un grupo de amigos los que realmente percibieron el gran potencial de la  misma y soñaron Quinta de la Quietud. Un sueño que junto al actual equipo técnico se ha ido modelando y cada año se hace realidad a través de sus vinos.

 

En el origen contaba con 11 hectáreas de viñas viejas. En el transcurso de los años 2000 a 2004 se plantaron otras 11 hectáreas. El resto del espacio se dispuso para la bodega y para mantener el hábitat natural. Desde el principio se entendió el proyecto como el respeto a un entorno natural único y se practicó una viticultura ecológica basándonos en el uso de infusiones naturales y en el mimo a la planta. Todo nuestro viñedo tiene certificación ecológica desde el año 2000.

El primer vino comercializado, Quinta Quietud, fue de la cosecha de 1999.

En 2002, después de varios experimentos con lo poco de uva blanca que se produce, salió la primera cosecha de nuestro vino blanco dulce, entonces con la marca “Exp. Nº2; sobre paja” y a partir de la cosecha 2006 con la marca La Dulce Quietud.

En 2003, con la entrada en producción de viñedos jóvenes, apareció la primera cosecha de Corral de Campanas.

En 2004, con la recuperación de una parcela centenaria, se produjo la primera cosecha de La Mula de la Quietud.

HISTORIA

Aunque la finca dio sus primeros vinos allá por el año 1999, fueron un grupo de amigos los que realmente percibieron el gran potencial de la  misma y soñaron Quinta de la Quietud. Un sueño que junto al actual equipo técnico se ha ido modelando y cada año se hace realidad a través de sus vinos.

 

 

En el origen contaba con 11 hectáreas de viñas viejas. En el transcurso de los años 2000 a 2004 se plantaron otras 11 hectáreas. El resto del espacio se dispuso para la bodega y para mantener el hábitat natural. Desde el principio se entendió el proyecto como el respeto a un entorno natural único y se practicó una viticultura ecológica basándonos en el uso de infusiones naturales y en el mimo a la planta. Todo nuestro viñedo tiene certificación ecológica desde el año 2000.

El primer vino comercializado, Quinta Quietud, fue de la cosecha de 1999.

En 2002, después de varios experimentos con lo poco de uva blanca que se produce, salió la primera cosecha de nuestro vino blanco dulce, entonces con la marca “Exp. Nº2; sobre paja” y a partir de la cosecha 2006 con la marca La Dulce Quietud.

En 2003, con la entrada en producción de viñedos jóvenes, apareció la primera cosecha de Corral de Campanas.

En 2004, con la recuperación de una parcela centenaria, se produjo la primera cosecha de La Mula de la Quietud.

HISTORIA

Aunque la finca dio sus primeros vinos allá por el año 1999, fueron un grupo de amigos los que realmente percibieron el gran potencial de la  misma y soñaron Quinta de la Quietud. Un sueño que junto al actual equipo técnico se ha ido modelando y cada año se hace realidad a través de sus vinos.

 

 

En el origen contaba con 11 hectáreas de viñas viejas. En el transcurso de los años 2000 a 2004 se plantaron otras 11 hectáreas. El resto del espacio se dispuso para la bodega y para mantener el hábitat natural. Desde el principio se entendió el proyecto como el respeto a un entorno natural único y se practicó una viticultura ecológica basándonos en el uso de infusiones naturales y en el mimo a la planta. Todo nuestro viñedo tiene certificación ecológica desde el año 2000.

El primer vino comercializado,Quinta Quietud, fue de la cosecha de 1999.

En 2002, después de varios experimentos con lo poco de uva blanca que se produce, salió la primera cosecha de nuestro vino blanco dulce, entonces con la marca “Exp. Nº2; sobre paja” y a partir de la cosecha 2006 con la marca La Dulce Quietud.

En 2003, con la entrada en producción de viñedos jóvenes, apareció la primera cosecha de Corral de Campanas.

En 2004, con la recuperación de una parcela centenaria, se produjo la primera cosecha de La Mula de la Quietud.

qdlq-logonew